Cáncer de mama.

En la foto que he colgado me están rasurando el pelo, me caía muy rápido. El oncólogo me aviso, pero no creí que fuera tan deprisa.

Cuando te detectan un cáncer, siempre piensas que el diagnostico puede estar equivocado, se detiene tu vida, te hace reflexionar en lo que a pasado. De repente entras en esa rueda multidisciplinar de, médicos, enfermeras, psicólogos y más médicos. Te mandan todo tipo de pruebas, unas para verificar nombre y apellidos del cáncer y otras para descartar que no exista otro foco de células malas en otro órgano, ¡ah! pero… ¿puede haber algo mas por ahí? y como te dicen los médicos…poder puede.

Fuè duro decirlo a la familia, ellos han estado cuidando de mi incondicionalmente, mis padres y mis hermanas sois todo para mi. Amigas/os con los que te echas unas risas en los peores momentos, pero saben estar a tu lado respetando el silencio y el malestar que esto te causa o las que habían pasado por un cáncer, son de gran ayuda contando su experiencia. ¡GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS! ¡OS QUIERO INFINITO!

Yo solo pensé, esto no va conmigo. Aquí empieza todo…

Mi primera parte fue la quimioterapia, me esperaban 8 sesiones, que para nada fueron agradables, el oncólogo te lo explica muy bien y aunque te dice que no tienes que sentir una serie de efectos secundarios, no se porque pero tu sientes  esos y alguno más.

Mejor resumir los efectos secundarios en cuanto a: angustia, mareos, fatiga muscular, sensibilidad en la piel, en fin, dejas de ser persona, esa es la sensación. No obstante si hay personas interesadas en que argumente un poco más, lo haré encantada.

Es cierto que todas las infusiones de quimioterapia no contienen los mismos medicamentos ni tampoco las proporciones de medicamento son igual. por eso, no todos los efectos secundarios son los mismos. Ni siquiera dos canceres siendo iguales reaccionan de la misma forma. Fisiológicamente somos todos tan distintos.

A los 20 días de la primera quimioterapia se me cayó el pelo, creo que lo pasaron peor los que me rodeaban que yo misma. Pensé que iba a ser un cambio brusco, pero lo acepte muy muy bien, incluso pude bromear ¡ Me iba a quedar calva! yo no lleve peluca, si pañuelos, pero cuando se fue el frío me los quite. No fue un acto de valentía, yo, no me sentía identificada con ello, pero sobre todo, no me sentía enferma.

No es fácil poner buena cara al mal tiempo, yo, no me lamenté por la situación.

 

 

 

 

 

2 respuesta a “Cáncer de mama.”

  1. Esa eres tu!!! Mi valiente gerrera!!! Una campeona en una lucha, que no ha podido con tu sonrrisa.
    Felicidades!!!
    Eres y seras un gran ejemplo para muchas!! Te quiero!!!

Responder a Isabel Avivar Cáceres Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *