Radioterapia

Segunda parte del tratamiento con radioterapia.

Tras pasar por todo un calvario con este tratamiento, ¡por fin término la radioterapia! Pensaba que nunca llegaría el día. Los efectos secundarios fueron muchos pero, tengo que decir que el pecho nunca se me quemó con herida, si empecé a pelar la piel y tenía un color marrón- negro.

Creo que no me salió herida porque fui muy, muy, muy, muy, constante con las cremas, me compre por recomendación la que me recetaron antes de empezar el tratamiento, pero también use la nívea de lata ¡a demanda!.Solo os digo que seáis constantes con la crema.

 Yo no pude encontrar información al respecto y la verdad, lo hubiera agradecido, porque aunque sé que cada persona tiene diferentes síntomas, las experiencias vividas son una información muy valiosa. Terminé con el tratamiento el, 1 de diciembre de 2018 y me realizaros 30 sesiones de Radioterapia. Sentí alivio, felicidad, estaba relajaba, ya podía dormir mejor, ¡por fin finiquité la artillería pesada!, quimioterapia, cirugía y radioterapia, ¡buff!  Comienza una etapa distinta. Al primer médico que visite fue al Dr. A. Lllombart, en Oncología, yo tendría que empezar a tomar Tamoxifeno. Lo vi un fármaco  inofensivo hasta que empecé a leer y a escuchar a otras pacientes en la sala de espera, que, auguraban un montón de dolor de huesos, articulaciones, calambres, sofocos nocturnos, insomnio, etc.jajajajajajajajjajjaa, no quiero reír, pero después de lo vivido la verdad, no tenía muchas ganas de pasar por eso.

 Mi experiencia con el fármaco no es para nada lo drescrito, puede ser, un poco de dolor en alguna articulación, 10k mas de mi peso, sudoración excesiva general diurna (aunque no me mueva, también será por menopausia), también estoy más despistada y me cuesta retener lo que leo, me ha mermado el pelo del cuero cabelludo, ya que no tengo todo el pelo aun  y  me sigue saliendo débil, al final lo del pelo, menopausia y peso es lo de menos ¡SIGO ESTANDO AQUÍ, VIVA, PARA SEGUIR VIVIENDO LA EXPERIENCIA DE LA VIDA!.

Tengo pautada la pastilla hasta 2 años, incluso es posible que lo alargue o la cambie.  

Ahora estoy con visitas cada 3 meses, revisiones, analíticas… y por fin todo tranquilo.

Deseo  que os sirva como referencia aunque tener claro que fisiológicamente no somos iguales. Todo pasa y la vida sigue… ¡FUERZAAA!

CIRUGÍA PARA EL CÁNCER DE SENO.

Mastectomía después de la quimioterapia.

El post operatorio:

¡El post operatorio fue genial! entre otras cosas porque sabía que ya no tenía el maldito cáncer ¡POR FIN! ¡TODO LIMPIO!.

Tome analgésicos recetados por si me dolía algo, pero deje de tomarlos al tercer día ya que no tenía ninguna molestia que no se pudiera soportar. Empecé hacer ejercicios con el brazo (por recomendación médica), constaban de pequeños movimientos suaves que realizaba a diario.

De los efectos secundarios que noté después de la operación, fue una sensibilidad y adormecimiento en el brazo y la mama, el cirujano me dijo que estaba todo dentro de la normalidad, y que con el paso del tiempo seguramente molestaria menos, y que incluso cabía la posibilidad que apareciera el tan indeseado linfedema, si no ahora, mas adelante.

Los días pasaban y yo seguía con mi rutina de ejercicios y sobre todo salia a caminar, no fué un inpedimento llevar el incomodísimo y antiestético drenaje (Redón), que tuve que llevar 15 días, aunque existia la posibilidad de que me lo dejaran más tiempo, ya que al no parar de moverme no dejaba de salir líquido. Aun tuve suerte que me quitaran el drenaje pronto, eso sí, en la cura me dijeron que tuviera cuidado y que limitara los movimientos del brazo para no crear un seroma.

Me compre un sujetador tipo camiseta que encontré tipo licra, que levaba unas cazuelitas, la verdad que iba comodísima, ya que tuve problemas para vestirme y desvestirme por no tener la mobilidad del brazo necesaria.

el transcurso de los días hasta empezar con la radioterapia fue muy tranquilo, para mi era como si hubiera acabado con el tratamiento. Me miraba al espejo viendo a una persona extraña, hinchada, pero con ilusión de vivir. y casi sin darme cuenta llegó el día de empezar con la radioterapia.

Cirujía para el cáncer de seno y linfadenectomía. Aunque apenas puedo levantar el brazo, a 15 días de la operación y la cicatriz esta genial
Cirujía para el cáncer de seno y linfadenectomía. Aunque apenas puedo levantar el brazo, a 15 días de la operación ¡la cicatriz esta genial!.


CIRUGÍA PARA EL CÁNCER DE SENO.

Mastectomía después de la quimioterapia.

Cuando recibes el diagnostico que tienes cáncer de mama, para la gran mayoría de las mujeres es devastadora la noticia ya que, se asocia con la idea de que te vas a morir.

En este estado emocional al cual te enfrentas también te viene la noticia de que tienen que hacer una mastectomía total (teta fuera) o parcial y extirpación radical de los ganglios linfáticos axilares, con esto último me vinieron muchas dudas, en la biopsia el ganglio centinela + 1 salían mal, con la quimio parece ser que revirtió según el último diagnostico de pruebas preoperatorias con resonancia magnética, me alegre por ello ¡algo menos que quitar! pensé, pero me duro bien poco.

Una vez tuve el preoperatorio acudí a la visita del cirujano, el me explico todo con mucha paciencia, serenidad y cercanía. La intervención iba a ser mastectomía parcial o tumorectomía y extirpación de todos los ganglios axilares, … ¿todos?, esto me causo asombro pero con mucha delicadeza me expuso los motivos, en algunas pruebas parece ser que me daban un falso negativo y en otras positivos y por eso no contemplo la posibilidad de no quitarlos, al contrario los quitarían y examinarían in situ con la patóloga. Encontraron micrometastasis en alguno de ellos ¡pues menos mal que los quitaron!

No puedo estar más agradecida de la intervención quirurgica, para quitarse el sombreo Dr. carlos A. Fuster Diana.

una hora depues de la intervencion quirurgica. ¡Limpia de cáncer!
¡yuuupiii! ¡yuuupiii!

Como te transforma el cáncer

LO QUE TE TRANSFORMA EL CÁNCER.

Durante la quimio sacas fuerzas de donde no sabías que existían, es como si estuvieras en una carrera llena de vallas o de saltos con pértiga ¡TOMA YA!, te desesperas pensando… ¿cuando se irán todos esos efectos secundarios? angustia, mareos, dolor muscular y articular, alteraciones en la piel,…, solo sé que lo primero que a aprendí fue a tener «infinita paciencia» y no siempre claro, mi cuerpo no era el mismo, iba a otro ritmo. Tuve que desaprender hábitos y costumbres que en ese momento no me beneficiaban, cosas que antes hacía sin problema ahora me costaba el doble. Todo cambiaba en mi vida, pero era yo realmente la que estaba cambiando.

Es cierto que yo nunca me trate como si estuviera enferma, incluso quería normalidad en mi entorno, tanto familiar, como con mis amigos. La gente te dice que tienes buen aspecto, aunque la verdad, voy muchas veces sin pintar, eso me hace sentir fuerte y me empodera frente al cáncer. Hay personas que piensan que tener buena cara o ser positivas/os acaba perjudicándonos, piensan que mas tarde o más temprano tendrás una recaída, no sé si es porque esperan vernos llorar por las esquinas, débiles o escondidos sin salir de casa.

Mientras hizo frío use gorros y pañuelos, pero llego el verano y me desmelené (no tenia pelo, claro). Es increíble lo rara que te sientes y sobre todo lo desnuda que te hacen sentir las personas, ¡te sientes súper observada!, pero se pasó con los días, incluso me sentía liberada de no pensar que tenía que ir a la peluquería. Sé que suena raro pero me tome con mucho humor esta situación y sobre todo bromee con mi nueva identidad.

Estaba en mi 7ªquimio

El cáncer tiene problemas sociales. Mientras que hay personas que necesitan de cuidados 24 horas y los familiares no pueden cuidar de ellas/os porque trabajan, también personas que como yo, trabajamos cara el público en una clínica y no sabes qué imagen darás por no tener pelo. El cáncer puede llegar a destrozar a las personas de tu alrededor o se separan o se unen mas. Pero se crea otra familia en la intimidad de un cuarto con sillones, personas que no conoces de nada y de repente se respira una complicidad entre desconocidos, ya que los que estamos allí es por la misma causa. Es un estado que te aporta lucidez y complejidad a partes iguales. Atraviesas una situación en la cual no dejas de aprender, es como un paquete de experiencias extremas, donde te juegas la vida mientras te enfrentas a lo que supuestamente eres. Empiezas a lidiar una batalla con tu yo interno, no porque piense porqué me ha pasado a mí, sino en busca de soluciones de cómo gestionar tu propia vida…

Empiezas a relativizar, a pensar que es lo prioritario para ti, aprendes a parar, incluso hay una parte muy lejana de miedo ¿y si me muero? pero ese miedo ya no existe ¡pues viviré para contarlo!. solo hay que pensar que no somos inmortales, que aquí no se queda nadie, que esta vida venimos a vivirla, a aprender y a disfrutar.

¿Como alimentarse cuando tienes Cáncer?

Tercera parte:

Mencionar de nuevo, que esto esta basado en mi propia experiencia. Cuando te detectan un cáncer te asaltan dudas sobre lo que estás comiendo o haciendo en tu vida, y vuelves a replantearlo todo otra vez. Empecé a ejercer conmigo misma mi propia profesión, recalculando las cantidades de alimentos y evitando comer otros.

Cuando empecé a tener angustia con la quimio, tomaba un antiemético (primperan) recomendado por el oncologo, pero también me preparaba infusiones de jengibre por no abusar de los fármacos, reconozco que entre el antiemético y el jengibre no tuve ningún vómito.

Soy una enamorada de las especias, investigue las propiedades de alguna de ellas, libros que mencionaban los beneficios de la cúrcuma, donde se les atribuía propiedades antiinflamatorias y antioxidantes (limpia el organismo de radicales libres). Todas las mañanas en ayunas (menos los dos primeros días de la quimio) me hacía mi preparado: cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra, un gramo de cúrcuma y una pizca de pimienta negra molida, si esto no me hizo bien, por lo menos mal no me hizo. quería experimentar conmigo misma (yo soy de las que dicen que nadie te lo cuente) y solo conocía a una persona que lo había tomado. Yo lo consumí durante todo el tratamiento y más.

Alimentos que empecé a evitar porque crean un poco mas de inflamación fue la carne, me quite la leche de vaca, los quesos en su gran mayoría, ya que los consumía a diario y por supuesto todos los alimentos procesados, harina, pasta y arroz blanco, azúcar de mesa, dulces. La carne la empecé a tomar de 1 a 2 veces por semana, pavo o pollo y 1 vez cada 15 días carne roja. Incremente en mi dieta todo tipo de pescados, los consumía a diario y una gran variedad de ellos, pescados blancos, semigrasos, grasos, incluso algo de marisco. Empecé a tomar bebida de avena, queso fresco, yogur desnatado y kéfir, les añadía una cucharada sopera de semillas como sésamo, chía, lino, cáñamo, pipas de calabaza, pipas de girasol, nueces, copos de avena.

Las verduras que nunca faltaron en mi plato fueron el brócoli, la remolacha en crudo por su mayor riqueza nutricional, todo tipo de hojas verdes, tomate( aunque este con llagas en la boca no es lo más recomendable). fue mi prioridad darle color a mis platos.

Uno de los efectos secundaríos también muy molesto, es cuando empiezas a hincharte y coger peso que no tenías. Es importante seguir controlando la cantidad de comida que ingerimos y añadir poca sal a las comidas. Yo me cocinaba 5 veces a la semana una tortilla francesa con perejil y 2 infusiones todos los días de infudren de Hornimans, a mí esta marca de infusión me ha ido muy bien.

Pautas a tener en cuenta: Una de las claves importantes a parte de la alimentación ha sido el ejercicio físico, en cuanto la quimio me daba tregua yo me iba a caminar o correr, para mí ha sido fundamental. La quimio te destroza física y emocionalmente y quedarme en casa no era la solución, hay que ponerle ganas de más, pero sin sobre pasar o pasar por encima de lo que sentía. Yo solo pensaba que era lo mejor para mi estado emocional, mi fisico y mi mente. Lo que estaba haciendo conmigo era un entrenamiento interior, si el cáncer había llegado hasta mí, tenía que sacar el lado bueno de ello. La practica diaria de una buena alimentación y el deporte me hacía sentir mejor, incluso los dolores articulares, los huesos y músculos mejoraban. Caminaba una hora diaria.

Nadie dijo que fuera fácil el equibrio

¿como alimentarse cuando tienes cancer?

segunda parte:

Los cánceres de próstata y mama, crecen con muchísima rapidez en la población, se dice que son hormonodependientes y que pueden estar relacionado con el estilo de vida, entre ellas, guarda una relación con lo que comemos.

¿La toma de antioxidantes puede reducir el riesgo de cáncer?  Sí, hay estudios que ya reconocen que alimentos con un alto contenido en antioxidantes (carotenoides, flavonoides, licopeno, atocianinas, fenoles, selenio, vitamina A y C,…), tienen un efecto beneficioso para la salud. Ayudan a neutralizar el exceso de radicales libres, manteniendo los tejidos sanos de estos radicales.

Alimentos que contienen estos compuestos:

Frutas antioxidantes:Piña, pera, cerezas, fresas, papaya, sandia, uvas, manzanas, frutos rojos, naranja, pomelo, mango, melón, granada, limon, albaricoques, kiwi, plátanos,…

Verduras antioxidantes:Brocóli, setas, zanahoria, calabacín, cebolla, ajo, coles de brusesas, tomate, pimiento, remolacha, guisantes, alcachofa, pepino, rábano, espinaca, acelga, col rizada, boniato,…

Legumbres, semillas y frutos secos: Garbanzos, lentejas, alubias rojas y negras, semilla de chia, sésamo, cáñamo, pistachos, pipas de calabaza y girasol, nueces, semillas de amapola, almendras, germinados de alfalfa y soja, harina, pastas y arroz integrales, quinoa, mijo, espelta, avena, …

pescados y otros:Huevos, pavo, pollo, salmón, mariscos, atún, aceite de oliva virgen extra, sardinas, ostras, queso fresco y de cabra, boqueron, caballa, yogur, kéfir…

Estos alimentos deberían de consumirse a diario, claro está, confeccionando un menú adaptado a la necesidad de cada uno y dependiendo también del estado de la persona y tipo de cáncer.

¿Pueden ser perjudiciales los alimentos según como se cocine?
. Los fritos, asados a la parrilla, el socarradito o tostadito que tanto nos gusta de las paellas o carne a la brasa, al quemarse producen benzopirenos que son sustancias cancerígenas. Es importante tener en cuenta que los alimentos que han sido tratados con humo como los ahumados, se deben consumir en menor proporción.

Que pasa con los aditivos de los alimentos¿son cancerígenos ? No, Aqui podría haber debate, pero estos aditivos basicamente están en la gran mayoría de los alimentos y las proporciones o dosis que emplean no produce ninguna toxicidad.






Cáncer de mama.

En la foto que he colgado me están rasurando el pelo, me caía muy rápido. El oncólogo me aviso, pero no creí que fuera tan deprisa.

Cuando te detectan un cáncer, siempre piensas que el diagnostico puede estar equivocado, se detiene tu vida, te hace reflexionar en lo que a pasado. De repente entras en esa rueda multidisciplinar de, médicos, enfermeras, psicólogos y más médicos. Te mandan todo tipo de pruebas, unas para verificar nombre y apellidos del cáncer y otras para descartar que no exista otro foco de células malas en otro órgano, ¡ah! pero… ¿puede haber algo mas por ahí? y como te dicen los médicos…poder puede.

Fuè duro decirlo a la familia, ellos han estado cuidando de mi incondicionalmente, mis padres y mis hermanas sois todo para mi. Amigas/os con los que te echas unas risas en los peores momentos, pero saben estar a tu lado respetando el silencio y el malestar que esto te causa o las que habían pasado por un cáncer, son de gran ayuda contando su experiencia. ¡GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS! ¡OS QUIERO INFINITO!

Yo solo pensé, esto no va conmigo. Aquí empieza todo…

Mi primera parte fue la quimioterapia, me esperaban 8 sesiones, que para nada fueron agradables, el oncólogo te lo explica muy bien y aunque te dice que no tienes que sentir una serie de efectos secundarios, no se porque pero tu sientes  esos y alguno más.

Mejor resumir los efectos secundarios en cuanto a: angustia, mareos, fatiga muscular, sensibilidad en la piel, en fin, dejas de ser persona, esa es la sensación. No obstante si hay personas interesadas en que argumente un poco más, lo haré encantada.

Es cierto que todas las infusiones de quimioterapia no contienen los mismos medicamentos ni tampoco las proporciones de medicamento son igual. por eso, no todos los efectos secundarios son los mismos. Ni siquiera dos canceres siendo iguales reaccionan de la misma forma. Fisiológicamente somos todos tan distintos.

A los 20 días de la primera quimioterapia se me cayó el pelo, creo que lo pasaron peor los que me rodeaban que yo misma. Pensé que iba a ser un cambio brusco, pero lo acepte muy muy bien, incluso pude bromear ¡ Me iba a quedar calva! yo no lleve peluca, si pañuelos, pero cuando se fue el frío me los quite. No fue un acto de valentía, yo, no me sentía identificada con ello, pero sobre todo, no me sentía enferma.

No es fácil poner buena cara al mal tiempo, yo, no me lamenté por la situación.

 

 

 

 

 

Declaración de intenciones

Este blog tiene un principio… un final tal vez no.

Es mi intención dar un poco de luz a aquellas personas que,  al igual que yo buscamos información en referencia al cáncer.

Esto es solo mi punto de vista, no pretendo ni sentar cátedra, ni ser una científica.

Solo espero que te sirva como apoyo o conocimiento de esta nueva situación que estás pasando; siempre desde mi experiencia personal.

Siendo bien pequeña le decía a mi madre que quería ser pinchadora (enfermera), entonces veía al practicante como un dios: nos pinchaba y con lo que nos ponía nos curábamos a los pocos días, y esta visión del `ponerse buena’ fue determinante para empezar a estudiar todo lo que puediese relacionado con las ciencias de la salud.

Provenir de una familia muy humilde y ser la tercera de cinco hermanas curtió mi caracter, siempre he sido cabezota y no me ha temblado el pulso para trabajar y estudira al mismo tiempo.

Comencé con mis estudios auxiliar de enfermería, finalizados estos continué con enfermería hasta que un día, leyendo dos de las frases mas famosas en referencia a la salud, la primera,  la dijo uno de los más grandes en medicina, Hipócrates,  ‘Sea el alimento tu medicina, y la medicina tu alimento’, o la famosa  frase ‘somos lo que comemos’, del filosofo y antropólogo alemán Ludwig Feuerbach, algo que a priori parece tan simple resonó tan fuerte en mi interior que dejé  lo que estaba haciendo para estudiar el Grado Superior en dietética y nutrición, en Valencia,  finalizando en el año 2012; compaginé estos estudios con un Máster en coaching nutricional y otro  Máster en Cosmetología.  Como el saber  no ocupa lugar reanudo la convalidacion a Grado en Nutrición Humana y Dietética en la universidad católica de Murcia.

Mi formación y mi trabajo desde hace 15 años están vinculados al cuidado de las personas en cuanto a la orientación de una vida más sana y una imagen inmejorable.

Hoy por hoy estoy convencida de que mi cáncer quedó aislado, incomunicado porque yo y como soy yo: lo aislamos, lo dejamos encerrado y enterrado a base de buena alimentación, ejercicio y mucha fuerza de voluntad. Esa fuerza y esa experiencia personal es lo que deseo darte con todo lo que aquí leas.