Declaración de intenciones

Este blog tiene un principio… un final tal vez no.

Es mi intención dar un poco de luz a aquellas personas que,  al igual que yo buscamos información en referencia al cáncer.

Esto es solo mi punto de vista, no pretendo ni sentar cátedra, ni ser una científica.

Solo espero que te sirva como apoyo o conocimiento de esta nueva situación que estás pasando; siempre desde mi experiencia personal.

Siendo bien pequeña le decía a mi madre que quería ser pinchadora (enfermera), entonces veía al practicante como un dios: nos pinchaba y con lo que nos ponía nos curábamos a los pocos días, y esta visión del `ponerse buena’ fue determinante para empezar a estudiar todo lo que puediese relacionado con las ciencias de la salud.

Provenir de una familia muy humilde y ser la tercera de cinco hermanas curtió mi caracter, siempre he sido cabezota y no me ha temblado el pulso para trabajar y estudira al mismo tiempo.

Comencé con mis estudios auxiliar de enfermería, finalizados estos continué con enfermería hasta que un día, leyendo dos de las frases mas famosas en referencia a la salud, la primera,  la dijo uno de los más grandes en medicina, Hipócrates,  ‘Sea el alimento tu medicina, y la medicina tu alimento’, o la famosa  frase ‘somos lo que comemos’, del filosofo y antropólogo alemán Ludwig Feuerbach, algo que a priori parece tan simple resonó tan fuerte en mi interior que dejé  lo que estaba haciendo para estudiar el Grado Superior en dietética y nutrición, en Valencia,  finalizando en el año 2012; compaginé estos estudios con un Máster en coaching nutricional y otro  Máster en Cosmetología.  Como el saber  no ocupa lugar reanudo la convalidacion a Grado en Nutrición Humana y Dietética en la universidad católica de Murcia.

Mi formación y mi trabajo desde hace 15 años están vinculados al cuidado de las personas en cuanto a la orientación de una vida más sana y una imagen inmejorable.

Hoy por hoy estoy convencida de que mi cáncer quedó aislado, incomunicado porque yo y como soy yo: lo aislamos, lo dejamos encerrado y enterrado a base de buena alimentación, ejercicio y mucha fuerza de voluntad. Esa fuerza y esa experiencia personal es lo que deseo darte con todo lo que aquí leas.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *