Radioterapia

Segunda parte del tratamiento con radioterapia.

Tras pasar por todo un calvario con este tratamiento, ¡por fin término la radioterapia! Pensaba que nunca llegaría el día. Los efectos secundarios fueron muchos pero, tengo que decir que el pecho nunca se me quemó con herida, si empecé a pelar la piel y tenía un color marrón- negro.

Creo que no me salió herida porque fui muy, muy, muy, muy, constante con las cremas, me compre por recomendación la que me recetaron antes de empezar el tratamiento, pero también use la nívea de lata ¡a demanda!.Solo os digo que seáis constantes con la crema.

 Yo no pude encontrar información al respecto y la verdad, lo hubiera agradecido, porque aunque sé que cada persona tiene diferentes síntomas, las experiencias vividas son una información muy valiosa. Terminé con el tratamiento el, 1 de diciembre de 2018 y me realizaros 30 sesiones de Radioterapia. Sentí alivio, felicidad, estaba relajaba, ya podía dormir mejor, ¡por fin finiquité la artillería pesada!, quimioterapia, cirugía y radioterapia, ¡buff!  Comienza una etapa distinta. Al primer médico que visite fue al Dr. A. Lllombart, en Oncología, yo tendría que empezar a tomar Tamoxifeno. Lo vi un fármaco  inofensivo hasta que empecé a leer y a escuchar a otras pacientes en la sala de espera, que, auguraban un montón de dolor de huesos, articulaciones, calambres, sofocos nocturnos, insomnio, etc.jajajajajajajajjajjaa, no quiero reír, pero después de lo vivido la verdad, no tenía muchas ganas de pasar por eso.

 Mi experiencia con el fármaco no es para nada lo drescrito, puede ser, un poco de dolor en alguna articulación, 10k mas de mi peso, sudoración excesiva general diurna (aunque no me mueva, también será por menopausia), también estoy más despistada y me cuesta retener lo que leo, me ha mermado el pelo del cuero cabelludo, ya que no tengo todo el pelo aun  y  me sigue saliendo débil, al final lo del pelo, menopausia y peso es lo de menos ¡SIGO ESTANDO AQUÍ, VIVA, PARA SEGUIR VIVIENDO LA EXPERIENCIA DE LA VIDA!.

Tengo pautada la pastilla hasta 2 años, incluso es posible que lo alargue o la cambie.  

Ahora estoy con visitas cada 3 meses, revisiones, analíticas… y por fin todo tranquilo.

Deseo  que os sirva como referencia aunque tener claro que fisiológicamente no somos iguales. Todo pasa y la vida sigue… ¡FUERZAAA!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *