Comer de forma consciente

Para comer de forma consciente, incorpora cada día un paso de los que te voy a mencionar,  para que sea más fácil aplicarlos y practicarlos el resto de tu vida. Aquí te dejo algunos tips.

  1. Evalúa el hambre antes de comer, en una escala del 1 al 10. Puede reducir el hambre  emocional.
  2. Huele, toca y saborea los alimentos que vayas a comer.
  3. Evita comer de pie o mientras estás cerca de la nevera.
  4. Usa platos bonitos  de colores, con los blancos llenas más el plato.
  5.  No mires la TV. Te distrae de la alimentación consciente.
  6. Céntrate solo en comer, no realices otra tarea si no, dejaras de comer conscientemente.
  7. incorpora alimentos integrales, frutas y verduras, al tener más fibra regula tu nivel de azúcar en sangre y así evitarás  que te des atracones.
  8. Deja el tenedor en el plato después de cada bocado, te ayuda a ir más despacio.
  9. ¿te atreves a comer con tu mano no dominante? Esto puede reducir un 30% menos la ingesta de alimentos.
  10. Bebe agua a sorbos pequeños y come despacio.
  11. Muévete. Realizar yoga ayuda a las personas a ser comedores conscientes.
  12. Antes de comer, haz tres respiraciones profundas vuelve tu mente al presente.
  13. Perdónate, evita auto-criticas y encuentra palabras positivas.
  14. No luches contar la ansiedad por comer, se consciente de esto y responde ¿estás pensando en chocolate o cualquier alimento procesado? ¿Es un hábito de media tarde? ¿Hay alguna alternativa más sana? Ignora la ansiedad la hace más fuerte.
  15. Hidrátate, la sed puede parecer hambre.
  16. Duerme 8h. a veces no dormir bien desajusta tu apetito  y hace que estes más hambriento.
  17. Déjate para el final tu comida favorita, te dejara en la memoria la sensación de satisfacción.
  18. Encuentra una distracción antes de lanzarte a comer.
  19. Cocina conscientemente disfrutando de este proceso.
  20. Planifica el día de antes tu menú.
  21. Pon los alimentos saludables a la vista, como la fruta, verduras, y mantén los alimentos insalubres lo más alejado posible de la vista, ayuda a que tu mente los olvide.
  22. Sé consciente de quien te acompaña en cada comida, las personas tienden a comer inconscientemente. Toma tu iniciativa de comer a un ritmo diferente.
  23. Pon más esfuerzo en lo que haces bien en vez de cambiar lo que no te gusta. Los hábitos saludables   con poco esfuerzo.
  24. a veces cambian los insanos.
  25. Focalízate en los alimentos nutritivos. Escoger los alimentos adecuados en primer lugar, dejará menos espacio en tu mente y estomago para calorías vacías.
  26. Escríbete en un posit, para que te recuerde siempre comer conscientemente.   

Dietista Isabel Avivar.

¿POR QUE NO ADELGAZO?

¿Por qué no adelgazo?

He tendido siempre a tener un cuerpo curvy. He sufrido en primera persona las idas y venidas de los kilos. Así que sé de lo que escribo y sé de lo que hablo. Y sobre todo conozco esos sentimientos de frustración cuando engordaba, y de empoderamiento cuando adelgazaba.

A día de hoy, tras un cáncer muy agresivo de mama y con una medicación hormonal potente he recuperado kilos, pero me siento como una diosa.

Así que estoy preparada para ayudarte.

  • 1. Hay dos motivos principales por los que fracasa el mantener el peso ideal, La frustración de subir y bajar de peso, que conlleva sentimientos de ineficacia y   aparición de creencias limitantes de tres tipos:
  • De capacidad (no voy a poder, no voy a ser capaza…).
  • De posibilidad ( es imposible llegar a ese peso, soy incapaz de ponerme a dieta).
  • De merecimiento (no me lo merezco, soy gord@ y punto, total las dietas a mí no me funcionan).
  • 2. Otro principal inconveniente (motivo), aparece cuando llegamos al peso saludable. Una vez cumplido el objetivo de perder el peso, perdemos el foco,  pensamos que por llegar a este peso ya se mantiene solo para el resto de nuestra vida, y eso a estas alturas ya debes saber que es un ERROR.

No sirve de nada hacer dieta si no cambias los hábitos, porque volverás a recurar el peso perdido,”por eso el temido efecto yoyó”. Esto altera Psicológicamente, repercutiendo en nuestras emociones, provocando ansiedad, estrés y frustración (volviendo a aparecer las creencias que te limitan). Como consecuencia: La aparición de los temibles atracones, que pudiendo ser de alimentos sanos son de productos procesados, llenos de calorías, que nos chutan en vena una sensación de ‘bienestar momentáneo’ ( ‘que le den’, ‘paso’, ‘ me voy a poner como una foca otra vez, no pasa nada ya haré dieta’…. ).

No me olvido de mencionar que vivimos en una sociedad donde todo se celebra alrededor de la mesa (cumpleaños, bodas, comuniones, quedar con amigos…).

Estamos en un constante círculo vicioso.

Dentro de esa trampa de la comida basura, nos da igual la dieta y los kilos y tras ese atracón vuelve a bajar la autoestima, vuelve la sensación de ineficacia,  y todas nuestras ideas limitantes mucho más reforzadas.

Ha llegado el momento de parar, de volver a plantear nuevas estrategias que se adapten a nuestra manera de actuar, que transformen y mejoren la comunicación con nosotr@s mism@s y la alimentación saludable.

Soy muy consciente de la complicación y del reto que supone este cambio de estrategias, pero recuerda que, Si siempre haces lo mismo obtendrás los mismos resultados. Fuera culpas, fuera la palabra dieta,  es tan simple como complicado:

  • Adaptar tu alimentación a tu manera de vivir.
  • Cambiar la perspectiva.
  •  Encontrar los motivos, los porqués, los para qué.
  • Acoplar alimentos, gustos, recetas.

Te ofrezco todos mis conocimientos sobre la dietética y el coaching nutricional.

Por  Dietista Isabel Avivar